Infaplic trabajará de forma coordinada con el departamento de gestión tributaria municipal para revisar todos los expedientes de Plusvalías puestos al cobro y localizar aquellos que el ayuntamiento no tuviese conocimiento, bien por la ausencia de una comunicación directa por parte del contribuyente o bien porque no se haya recibido la notificación oficial del Notario.

Los técnicos municipales contarán con el respaldo de los técnicos de Infaplic para evitar la prescripción de estas deudas y realizar todas las labores necesarias para la puesta al cobro de estas liquidaciones nuevas.